¿Aumenta la ansiedad por esforzarse en que desaparezca?

Sí. Algunas manifestaciones o sensaciones de la ansiedad (aceleración del ritmo del corazón, alteración de la respiración, temblores, sensación de no estar en la realidad, etc.) resultan tan molestas y desagradables que, al advertirlas, la persona se intranquiliza y llega a agobiarse, lo que hace que todavía aumenten esas sensaciones iniciales de ansiedad. Es la ansiedad provocada por los mismos síntomas de la ansiedad, o el «miedo al miedo». En gran parte, la ansiedad «se alimenta de sí misma», y por eso a veces crece de modo imparable.

Se produce un círculo vicioso o, mejor, una espiral ascendente. Se presta atención a la sensación inicial y eso provoca preocupación y temor, lo que a su vez aumenta esas sensaciones molestas, a las que les presta todavía más atención y le producen más preocuación y temor… Y así sucesivamente. 

Ese temor intenso llega, incluso, a adelantarse a la presencia de la amenaza, de modo que se experimenta antes de la misma situación. Es la ansiedad anticipatoria. Así, por ejemplo, la ansiedad se dispara no solamente al estar delante de otras personas o al entrar en unos grandes almacenes, sino con solo pensar en ello.  Al notar las primeras señales de ansiedad uno lucha y se esfuerza para que desaparezca y el resultado es todo lo contrario a lo que uno pretende: la ansiedad aumenta todavía más.

¿Qué puede hacer?

Para empezar, tiene usted dos opciones: dejar de percibir esas sensaciones, o percibirlas sin preocuparse ni esforzarse para que desaparezcan inmediatamente. La primera opción resulta imposible o muy difícil; no está en su mano el que desaparezcan ni el dejar de perdibirlas. Es más fácil –o menos difícil– advertir las sensaciones de ansiedad, pero no agobiarse por su presencia ni impacientarse cuando no desaparecen inmediatamente. Lo verdaderamente difícil es la primera opción, conseguir que desaparezcan los síntomas de ansiedad inmediatamente; no hacer nada contra ellos, es mucho más fácil… y es lo mejor para usted. Pero es necesario convencerse de que son sensaciones molestas –incluso muy molestas–, pero no son peligrosas. Doy por supuesto de que se ha descartado la causa médica de esas sensaciones.

Para romper la espiral ascendente, que se forma al agobiarse por advertir los signos de ansiedad, resulta esencial no ver la ansiedad como un enemigo o algo peligroso, sino de forma más neutra y objetiva. No le digo que la vea de forma positiva. Se trata de aceptar activamente las sensaciones de ansiedad y no luchar ni resignarse pasivamente a ellas. Aunque le suene raro, ahora usted es el que, de algún modo, elige la ansiedad. Esta actitud le dará una sensación de control y dominio sobre la situación y sobre las sensaciones de ansiedad. Los que la aceptan de forma neutra y objetiva realizan progresos más rápidos en el manejo de la ansiedad que los que la toman como un enemigo y se esfuerzan, inútilmente, para que desaparezca.

Adquirir esta habilidad de perder miedo al miedo puede costar algún tiempo, pero es posible. No se desanime y continúe. No pretenda que su actitud cambie de la noche a la mañana. A veces puede pensar que ha retrocedido o que no avanza. Tenga en cuenta que no se trata de un carrera de velocidad sino de fondo.

Luego vendrán otras recomendaciones o técnicas (relajación, modificación de pensamiento, etc.), pero conviene empezar por lo que le acabo de indicar.

 (Tomado y adaptado de mi libro Vivir con menos ansiedad. Manual práctico. 2ª edición)

Esta entrada fue publicada en Autoayuda, Psicología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Aumenta la ansiedad por esforzarse en que desaparezca?

  1. maria jose dijo:

    Tu escrito coincide plenamente con la realidad de quienes han pasado por esto. Este artículo sobre la ansiedad es impecable.Gracias por tus consejos y enhorabuena por tu blog.

  2. mariana dijo:

    Eso es lo que vengo experimentando… la sensación de irrealidad es muy molesta y angustiante. Sólo que no sé cómo cortar ese espiral y sigo pensando en ella (sé que es provocada por la ansiedad, pero no la puedo hacer desaparecer) El libro se puede conseguir en Argentina? me gustaría poder conseguirlo! muchas gracias por el blog y por tus palabras tan claras.🙂

    • ¡Muchas gracias por sus palabras! Mis libros están publicados en Ediciones Mensajero y sé que se distribuyen también en Argentina. Entre en la web de Ediciones Mensajero (www.mensajero.com) y en la sección de “distribuidores” verá las direcciones de los que distribuyen en Argentina el fondo de Mensajero a las librerias.

Los comentarios están cerrados.