¿Es correcto utilizar el término «neurosis»?

Pregunta. En una conversación entre amigos, he comentado que a un primo mío le dieron hace unos años el diagnóstico de neurosis. Uno de los presentes me ha dicho que el término «neurosis» ya no se utiliza y que no es correcto. Yo, la verdad,  tengo pocos conocimientos de estas cuestiones. ¿Es verdad que ya no se utiliza ese término?¿Me puede aclarar brevemente el concepto de neurosis?  

Respuesta.  Lo intentaré. Efectivamente, el término «neurosis», como diagnóstico en salud mental,  tiende a no utilizarse desde hace varias décadas por parte de los profesionales de la psicología y psiquiatría. En los sistemas de clasificación de los trastornos mentales más utilizados, el DSM-IV (Sociedad Americana de Psiquiatría) y el CIE-10 (Organización Mundial de la Salud), no se incluye ya la categoría diagnóstica de neurosis. Esto no quiere decir que esté prohibido el uso de esta denominación ni que antes se haya utilizado de forma errónea. Además, algunos psiquiatras y psicólogos, sobre todo de orientación psicoanalítica, todavía la utilizan. La misma CIE-10 habla de trastornos neuróticos de forma general, para referirse a los trastornos de ansiedad. Es más, resultaría imposible comprender la historia de la psicopatología sin los importantes estudios y aportaciones realizadas por Sigmund Freud, Carl G. Jung, Karen Horney, Otto Fenichel y otros. Fuera del psicoanálisis, Viktor Flankl, desde una perspectiva más existencialista, ofrece también consideraciones y aportaciones interesantes sobre la neurosis, sobre todo con el concepto de neurosis noogénica.

El término «neurosis» fue utilizado por primera vez, en 1769, por el médico y profesor escocés William Cullen, para describir varios síntomas y afecciones relacionadas con el sistema nervioso, que no podían ser explicadas fisiológicamente. Freud y el psicoanálisis  centraron sus investigaciones en el concepto de neurosis y lo enriquecieron de forma sustancial. La tercera edición de la clasificación de los trastornos mentales, DSM (1980), en lugar de tener en cuenta las explicaciones teóricas de los trastornos, optó por un enfoque descriptivo y ateórico,  lo que le llevó a abandonar el término neurosis, muy influido entonces por la teoría psicoanalítica. Por supuesto, no todos los psicólogos y psiquiatras mostraron su conformidad con este cambio.   

¿Qué se entiende –o entendía– por neurosis? La neurosis es un trastorno mental –prefiero no utilizar la expresión «enfermedad mental»– no psicótico, caracterizado por la presencia de intensa ansiedad con diferentes manifestaciones. Al afirmar que no se trata de un trastorno psicótico, como la esquizofrenia o el trastorno delirante, se señala que la neurosis no existe una desorganización grave de la personalidad ni una pérdida de contacto con la realidad. Tampoco están presentes síntomas graves, como alucinaciones o ideas delirantes, nota característica de los trastornos psicóticos. Por el contrario, el sujeto es consciente de su problema, no pierde el contacto con la realidad ni viola activamente las normas sociales, aunque experimenta y sufrimiento y su funcionamiento en la vida diaria se ve afectado negativamente. No se trata de una reacción temporal a una situación estresante, sino que esta alteraciones, sin tratamiento, tienden a ser crónicas o recurrentes

Se distinguían varios tipos o síndromes de neurosis: neurosis de ansiedad, neurosis obsesivo-compulsiva, neurosis fóbica, neurosis histérica, neurosis hipocondríaca, neurosis depresiva, etc. Las cuatro primeras han pasado a recibir diferentes denominaciones de trastornos de ansiedad y las tres últimas a otros tipos de trastornos no psicóticos.

Esta entrada fue publicada en Psicología, Psicopatología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Es correcto utilizar el término «neurosis»?

  1. Anonimous dijo:

    !Entonces muchísimas personas somos de una u otra manera un poco neuróticas!
    ¡A convivir con ello!
    Gracias por la explicación

    • Por supuesto que hay que convivir con ello. Muchas gracias, porque me sugiere otra entrada sobre la continuidad entre patología y salud mental. Recuerde: “De poetas y de locos todos tenemos un poco”

  2. Ricardo Crol dijo:

    Habrá que actualizarse entonces a la hora de llamar neurótico a alguien, o a la hora de que nos llamen así. Además viendo la explicación parece que nos incumbe a la mayoría de los seres humanos, y más en los tiempos de propensión a la ansiedad que corren.

  3. Gracias por esta explicación, soy psicólogo y yo sigo utilizando el término neurosis en mis cátedras sobre trastornos psicológicos, pero sé perfectamente que el término en el ámbito de la psiquiatría ya no se utiliza y no sabía como explicarlo, ahora ya me has dado una idea muy clara. Muchas gracias.
    A mi en lo personal me encanta explicar las neurosis, y aunque nunca voy a diagnosticar un paciente con “neurosis” sí uso las teorías de las neurosis para su tratamiento en psicoterapia. el término está en desuso porque encontraron una nueva clasificación de todos los trastornos que cabían dentro. sin embargo neuróticos sigue habiendo. Saludos!

  4. an dijo:

    la neurosis existe. ejemplo de ello los pacientes de psiquiatria. soy estudiante de psicologia. mas de un año en consulta externa en psiquiatria junto a mi maestro. todos los tipos de neurosis que el compañero ya explico no pierden vigencia. ciertamente los sintomas se controlan con la medicacion… no obstante los mismos vuelven. el siglo de la histeria se repite. el enfoque medico es ciertamente “medible” los sintomas, NO exacto en su genesis, lo que deja por entendido su desconocer a que se enfrenta, a no ser que este se materialece en el cuerpo. he ahi donde la medicina se basa en la “evidencia”, no hay mucho que decir, tampoco mucho que negar.
    “no se la puede definir pues se parece a todas…” es lo que dice una frase, no se la puede negar tampoco pues existe, coexiste con la norma… con la logica. lo que da a pensar que convivimos con ella. nos guste o no.

  5. muy clara la información..gracias

Los comentarios están cerrados.