Sueños típicos

La investigación de los sueños típicos surge a partir de la hipótesis de que cada uno de ellos tiene un único significado para todas las personas, pero, en realidad, las interpretaciones son bastante dispares entre sí [Schredl, Ciric, Götz, y Wittmann, 2004]. Entre los sueños considerados típicos están los de ser perseguido o atacado, caer, volar, estar desnudo ante otras personas, suspender un examen y caída de dientes [Freud, 1900; Van de Castle, 1994; Garfield, 2001; Schredl, Ciric, Götz y Wittmann, 2004].

Ser perseguido o atacado. Es el sueño o pesadilla más frecuente y universal [van Castle, 1994; Nielsen, Zadra, Simard, Saucier, Stenstrom, Smith, y Kuiken, 2003; Schredl, Ciric, Götz, y Wittmann, 2004 ]. Suele tratarse de una o varias personas peligrosas -por lo general desconocidas-, un animal (segundo en frecuencia), un monstruo o cualquier otros seres que le persiguen a uno, agarran, dañan, tragan, matan, etc. Rara vez el que sueña lucha u opone resistencia activa. Calvin Hall asociaba este sueño con una autopercepción de debilidad e inferioridad, pero Robert Van de Castle lo relaciona con la ansiedad del sujeto respecto a las intenciones dañinas de otros      [Van de Castle, 1994].

Sueño de caer. La caída ocurre desde diferentes alturas debido a que no se tienen los pies en la tierra y se pierde el equilibrio.  Este sueño suele tener connotaciones negativas y con frecuencia termina con un despertar brusco [Van Castle, 1994]. Se han propuesto varias interpretaciones, por ejemplo: una sensación de perder el estatus, tal vez no advertida conscientemente, de perder la seguridad o el respeto de los demás, o caer por no hacer las cosas como es debido [Van Castle, 1994].

Volar autopropulsado. Este sueño no es, en realidad, muy frecuente, pero puede parecer que lo es porque se recuerda muy bien y suele ir asociado a un estado de ánimo muy positivo. Muchas de las escenas de los sueños se pueden interpretar literalmente, pero la de volar, evidentemente, se ha de interpretar de forma metafórica. Son varios los significados que se han atribuido a este sueño: excitación sexual intensa (Freud), expresión de libertad (Adler), sensación de estar en el techo del mundo, lucha por subir o por superar una dificultad, etc. [Hennager, 1993]. Robert McCarley propuso una explicación fisiológica de este sueño, por la cual también se inclina Harry Hunt, según la cual sería el resultado de la “interpretación” que el córtex cerebral hace de la intensa activación del sistema vestibular durante el sueño MOR (*)  [McCarley, 1989, citado por Hennager, 1993: Hunt, 1989].

 Estar desnudo o vestido inadecuadamente delante de otros. Freud interpretaba este sueño como satisfacción de deseos exhibicionistas reprimidos. Pero también se ha interpretado como deseo de volver a encontrar el estado paradisíaco de la infancia (Sandor Ferenczi), miedo a que le sea reconocida alguna imperfección (Alfred Adler) o preocupación por lo que pensarían los demás si lo vieran tal como es sin ese uniforme social que es el vestido (Robert Van de Castle) [Van de Castle, 1994].

Caída de dientes. Al sueño de la caída de dientes se le han atribuido diversos significados [Van de Castle, 1994]. En algunas culturas no occidentales se interpreta este sueño como anuncio de la muerte de un familiar, aunque también –Antiguo Egipto- como ser muerto por un familiar. Freud lo relaciona con la masturbación adolescente. Para algunos psicoanalistas significa el deseo de volver a la infancia, aunque para otros significa temor a envejecer, e incluso ha sido relacionado con hostilidad verbal. También se ha explicado por la diferente activación durante el sueño MOR de los músculos de la masticación.

Examen pendiente o no superado. Normalmente se trata de un examen ya superado, que ahora se presenta con cuestiones incomprensibles, sin poder hablar o escribir, no encontrar el lugar, falta de tiempo, u otro impedimento importante. Robert Van de Castle sugiere, aunque existen otras interpretaciones, que si este sueño ocurre antes de una tarea o prueba difícil indica que, a pesar del temor, también se superará como se superó aquel examen [Van de Castle, 1994].

¿Cuál de las interpretaciones –y de otras más posibles– de cada uno de estos sueños  es la correcta? Cada una de ellas puede ser correcta. Incluso, para algunos especialistas, todas son incorrectas, porque opinan que los sueños no tienen ningún significado o interpretación psicológica. Por supuesto que choca frontalmente este punto de vista con la afición popular a consultar los diccionarios de sueños. La cuestión es mucho más compleja.

(Tomado del artículo Los sueños: una historia plurimilenaria y varias aproximaciones en la actualidad, de Enrique Pallarés Molíns. Letras de Deusto, 2008 (Vol. 38), nº 119, pp. 9-47.

(*) Sueño MOR: sueño de movimientos oculares rápidos. Equivale  a REM (rapid eye movement).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología, Sueños y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sueños típicos

  1. Anonimous dijo:

    Escaso significado el de los sueños del dormido (los sueños sueños son) y gran importancia de los sueños despiertos para alcanzar metas forjadas a base del pequeño y constante trabajo.

Los comentarios están cerrados.