Ver la ansiedad de otra manera

Las personas con problemas de ansiedad intentan, con frecuencia, hacerla desaparecer por todos los medios. Con ello, la ansiedad aumenta más: ansiedad por la ansiedad, ansiedad secundaria. Entonces, ¿qué hacer? ¿Dejarla sin más? ¿resignarse pasivamente? Tampoco ésta es la solución. El objetivo no debe ser hacerla desaparecer, sino manejarla. Para empezar, hay que mirarla de otra manera, no verla como un enemigo. Evitar el miedo al miedo. Una de las formas de mirarla de otra manera es observar de forma más objetiva las sensaciones de ansiedad.

¿Cómo observar las sensaciones de ansiedad? La observación de la propia conducta, en general, es reco­mendable porque es el punto de partida para nuestro conoci­miento y mejora personal. Sin embargo, no vale esta norma para las sensaciones de ansiedad sin algunas cautelas y reali­zar algunas precisiones, pues en este caso la excesiva observa­ción suele ir acompañada de intensa preocupación y seguida de predicciones catastróficas. ¿Cómo hay que observar las sen­saciones de ansiedad (aceleración del corazón, alteración de la respiración, sudores, temblores, etc.)? Tomar cierta distancia y considerar normales algunos cambios corporales previene el crecimiento desmesurado de la ansiedad. No intente ni se es­fuerce por olvidarlas –lo que, además, resulta imposible–, sino que ha de colocarlas en su sitio y procurar que, poco a poco, pierdan protagonismo.

En lugar de esforzarse por dejar de pensar en ellas, tóme­las como algo normal y no las considere peligrosas. Trate de recordar lo que ha aprendido sobre la ansiedad como activa­ción y preparación para una respuesta de emergencia, es decir, como un proceso protector, que ahora se ha desajustado un poco porque se ha convertido en hiperprotector.

El cuerpo está en continuo cambio. No se agobie al obser­var que a veces aumenta el ritmo del corazón, que le tiemblan algo las manos o las piernas. Son, en un principio, pequeñas oscilaciones normales, que se hacen más intensas si las obser­va con preocupación y temor, y precisamente por observarlas de este modo. Procure no conceder mucha importancia a es­tas sensaciones, variaciones dentro de lo normal. Aumentarán solamente si usted se centra mucho en ellas, se preocupa y se agobia por su presencia. Enfoque más su atención en la tarea que realiza, en todos los detalles de los pasos que tiene que dar, en los objetos que le rodean. Aunque es muy probable que le venga a la mente, evite proyectarse en el futuro –concebido como algo catastrófico– o traer a la memoria todo lo que le ha ido mal en el pasado.

 

La llamada exposición interoceptiva es una variante de la terapia de exposición centrada en las mismas sensaciones fi­siológicas de ansiedad (Consulte el capítulo 4). Su objetivo es, precisamente, perder el miedo a esos síntomas de ansiedad. Esto nos muestra la importancia que tiene en el origen de los problemas y trastornos de ansiedad el focalizar la atención –con preocupación– en las sensaciones fisiológicas de la ansie­dad. De hecho, la eficacia de los fármacos betabloqueantes en algunos problemas de ansiedad se debe, sobre todo, a que re­ducen algunas de estas sensaciones de ansiedad, con lo que se reduce también la preocupación del sujeto (Consulte el capí­tulo 22). Sin necesidad de betabloqueantes ni de algo especial, tome las sensaciones de ansiedad como algo normal y no luche contra ellas: son sensaciones molestas y desagradables, pero no peligrosas. Esta distinción es muy importante. Su médico ya excluido la causa orgánica. No hay peligro para su corazón ni dejará de respirar. Sensaciones molestas, pues, pero no peligrosas.

(Tomado del libro: Vivir con menos ansiedad. Manual práctico. 2ª edición. Enrique Pallarés Molíns. Bilbao: Ediciones Mensajero, 2010)

Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Autoayuda, Psicopatología, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ver la ansiedad de otra manera

  1. Pingback: A los suscriptores de este blog | Blog de Enrique Pallarés Molíns

  2. Buenas noches, Enrique.

    Me tomo la libertad de incluir un enlace de tu entrada en mi blog: Cuartodecontadores.es. Es un espacio que creé hace ya más de 2 años, con la intención de ayudar a otras personas a superar la ansiedad, utilizando como herramienta divulgativa, mi extensa experiencia en este tema (a todo hay que sacarle la parte positiva).

    Tengo que reconocer, que me ha enganchado la manera tan clara y sencilla que tienes de presentar tus técnicas para superar los síntomas de la ansiedad, sobre todo porque los comparto al haberlos probado.

    Un saludo, Enrique estaré pendiente este rinconcito.

    • Muchas gracias, Eva, por tu comentario. Acabo de visitar tu blog Cuartodecontadores.es y me ha gustado mucho. Muy cercano a la gente. He publicado en mi blog varias entradas sobre la ansiedad, casi todas ellas sacadas de mi libro Vivir con menos ansiedad. Manual práctico. Ánimo y a seguir adelante. Gracias, en nuevo, y saludos cordiales.

Los comentarios están cerrados.