La sencilla y a la vez gran lección de una niña de tres años (Referencia)

El de 14 de julio pasado publiqué en este blog una entrada titulada «Estimar y valorar a los demás». Insistía allí en que las personas más sencillas son las que imparten con frecuencia, más con sus acciones que con palabras, las lecciones más importantes.
De ese principio se pueden poner muchos ejemplos. Uno de ellos es el que relato en una nueva entrada de mi segundo blog. Allí encontraréis el texto íntegro. Podéis llegar a él mediante este enlace:

https://enriquefranciscopallares.wordpress.com/

Os recuerdo la activación, desde hace una semana, de este mi segundo blog, con un enfoque más informal y personal, a la vez que con una temática más amplia que la de la psicología. Contando la presente, he publicado ya 8 entradas, aunque a partir de ahora disminuiré la frecuencia de publicación.

Si quieres seguir el segundo blog, puedes optar por tomar nota de su dirección o por suscribirte, rellenando el espacio que encontrarás en el margen derecho del segundo blog. De este último modo, recibirás por correo electrónico el texto de cada entrada de ese blog en cuanto la publique. No siempre, sino solo excepcionalmente, informaré en este blog de las entradas nuevas del otro.

Esta entrada fue publicada en Blog, Psicología Positiva y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.