Día Mundial de la Salud Mental: «Dignidad y Salud Mental»

Fotografía: Organización Mundial de la Salud

Fotografía: Organización Mundial de la Salud

Hoy celebramos el Día Mundial de la Salud Mental. La Organización Mundial de la Salud y la Federación Mundial de la Salud Mental propone para este año 2015 como lema y tema de reflexión: Dignidad y Salud Mental.

«Dignidad y Salud Mental». Dignidad en cuanto a la desaparición de toda discriminación por padecer algún trastorno o discapacidad mental. El artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos no admite excepciones cuando afirma de forma rotunda: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos». Esto se concreta todavía más en el Preámbulo de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que declara: «La discriminación contra cualquier persona por razón de su discapacidad constituye una vulneración de la dignidad y el valor inherentes del ser humano».
En la práctica, sin embargo, hay muchas excepciones a esta norma de las demás normas de dicho artículo 1, que debiera guiar el comportamiento de todos los habitantes de este mundo de todos. Omisiones o deficiencias en el acceso a los tratamientos adecuados, así como en el reconocimiento del derecho a una ocupación digna o a tomar decisiones. No habría que olvidar las actitudes negativas o de sospecha y recelo –en algunos casos llegan al abuso–, ampliamente extendidas, hacia las personas que padecen algún trastorno o discapacidad mental. Con la enfermedad mental no se pierde la dignidad y merecido respeto, intrínsecos al hecho de ser persona, como no se pierden cuando se padece una gripe o una hepatitis.
«Dignidad y Salud Mental». La asociación de ‘dignidad’ y ‘salud mental’ también puede considerarse desde el punto de vista de la prevención de los problemas y de la promoción de la salud mental. Un trato digno a las personas –en la familia, en el trabajo, en la calle y en todos los demás ámbitos de la vida social– constituye un importante o esencial factor protector para prevenir o suavizar la aparición, intensidad y las consecuencias de los problemas relacionados con la salud mental. Aunque en la enfermedad mental intervienen no solo uno, sino varios o muchos factores en compleja interacción, el trato que reciben las personas, desde el comienzo de la vida, resulta fundamental para su salud mental. Podemos estar seguros de que el reconocimiento de los derechos humanos, el respeto y reconocimiento en la práctica de la dignidad de la persona, el trato amable y cálido, harán descender las elevadas y alarmantes cifras que nos ofrecen los estudios epidemiológicos.

Esta entrada fue publicada en Psicología Positiva, Psicopatología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Día Mundial de la Salud Mental: «Dignidad y Salud Mental»

Los comentarios están cerrados.